22 noviembre 2022

cineMAPP

Últimamente tengo mucho trabajo y no había podido reseñar un acontecimiento importante para los que tienen interés por las relaciones entre el cine, la ciudad y la arquitectura. El pasado 15 de noviembre, se presentó en el Rectorado de la Universidad de Valladolid (UVa), la página web y aplicación cineMAPP, un nuevo trabajo del Grupo de Investigación Reconocido "Arquitectura y Cine" (GIRAC), del que ya he hablado varias veces en este blog por sus aportaciones tanto a la arquitectura y la ciudad, como al cine.
Copio a continuación la explicación de esta nueva app tal como la han redactado sus autores para su presentación :

CineMAPP sintetiza el ecosistema cinematográfico de Valladolid, la historia de sus cines y las localizaciones de películas que en ella se han rodado durante los últimos ciento veinticinco años años. Se ha desarrollado como prototipo para Valladolid, exportable a otras ciudades y regiones.
Esta aplicación web, disponible para móvil, tablet y pc, que recoge años de investigación del GIRAC, es el resultado de un trabajo colectivo cuyo objetivo es visibilizar la cultura cinematográfica de la ciudad y sus barrios, sus cines y los rodajes de sus películas, transferir esta información digitalizada a la sociedad y ofrecer la oportunidad de realizar un turismo cinematográfico cultural, sostenible, individual o en grupos.
CineMAPP y su base de datos, FilmCityDB, son resultados científicos del GIRAC y específicamente del Proyecto I+D+i “Ecosistema Cinematográfico de la Ciudad y Transferencia con Nuevas Tecnologías” (VA234P20 – Eusebio Alonso García IP; Daniel Villalobos Alonso; Iván Rincón Borrego; Sara Pérez Barreiro; José María Jové Sandoval) cofinanciado por la Junta de Castilla y León y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).
Para el desarrollo del proyecto se cuenta con tres contratados posdoctorales a cargo del presupuesto de este: Rubén Vega Balbás, María del Camino Gallego Santos y Marta Labad Arias. También se ha contado con el equipo de Cloudman Labs. S. L.

Es muy importante que los estudios sobre relaciones entre cine, ciudad y arquitectura no se queden solo en textos, sino que además se creen otros sistemas que sirvan para divulgar la cultura urbana y unos conocimientos que no deben olvidarse, porque a fin de cuentas, sirven para dar una nueva y compleja visión de las ciudades. Una iniciativa iinovadora que por su importancia debería aplicarse también en muchas  otras ciudades. 
La verdad es que aún no he tenido tiempo de probar esta aplicación, pero espero que pronto pueda estar recorriendo Valladolid, con mi móvil en la mano, siguiendo unas indicaciones que seguramente me harán descubrir nuevos aspectos de la ciudad, gracias a esa visión compleja antes mencionada.

16 octubre 2022

Francisco Marco Chilet, cicatrices del cautiverio

Cubierta y contracubierta del libro

En las dos últimas entradas de este blog he publicado textos sobre libros editados en México, ésta también trata sobre otro volumen mexicano, el titulado Francisco Marco Chilet: cicatrices del cautiverio, editado este año 2022 por el Museo Kaluz, como catálogo de la exposición organizada por ese museo de dibujos realizados por Marco Chilet, después de la guerra, durante su confinamiento en dos campos de concentración franceses: Argelès-sur-Mer y Agde.
Había nacido en Valencia el 12 de mayo de 1903, estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos entre 1916 y 1920, mostrando sus obras en algunas exposiciones. Al fallecer su padre, ingresó en la Academia de Infantería de Toledo en 1922 y dos años más tarde era alférez, siendo destinado a África, en 1928 estaba en la escuela de Aviación Militar de Madrid. Deprimido por la muerte de su novia, se enrola en la Legión Extranjera, combatiendo en África, y abandonándola en 1931, cuando se trasladó a vivir a París. Al regresar a España se alistó en la aviación militar y en 1932 ingresó en la masonería. Durante la guerra llegó a ser Jefe de las Fuerzas Aéreas del Norte; tras permanecer recluido en los campos antes mencionados, en 1940 pudo embarcarse en Burdeos rumbo a América y tras varias escalas, llegó a México, donde empezó a dar clases de pintura. La razón para mencionarlo en este blog es su importante contribución al cine, trabajando como director artístico en cerca de ciento cincuenta películas, obteniendo el premio Ariel a la mejor escenografía por En la palma de tu mano; hasta que se retiró en 1973, aunque continuó pintando y exponiendo su obra pictórica, hasta que falleció en México en 1977.
Volviendo al libro, tras un prólogo de Blanca del Valle Perochena, presidenta del Museo Kaluz, hay un artículo escrito por Elisa Lozano, titulado «Francisco Marco Chilet, obra y memoria» sobre su vida y trabajo, incluyendo además seis bocetos de decorados cinematográficos realizados por Marco Chilet y pertenecientes a la colección de la Filmoteca de la UNAM; el siguiente artículo, «Imágenes de sobrevivencia y horror: los campos de concentración franceses» está escrito por Luis Rius Caso, y se refiere al periodo específico de su estancia en Francia, a continuación se publican treinta y tres dibujos notables, que hizo Marco Chilet en ese país y se finaliza con una cronología.
Este libro es importante, además de por recordar el trabajo extraordinario del valenciano Marco Chilet, porque recuerda o da a conocer a los más jóvenes, una etapa terrible de la historia de España, en la que muchos de sus ciudadanos tuvieron que emigrar para poder salvar sus vidas y la generosa acogida que dio México a esos ciudadanos, un ejemplo que debería servir para pensar cuál ha de ser la actitud ante la emigración en la actualidad.

13 octubre 2022

Futuro, realidad y fantasía en la ciudad escenográfica

Cubierta del libro
En la anterior entrada de este blog escribí sobre un libro que se había editado en México el año pasado, en ésta lo haré sobre otro publicado también en 2021 en ese país, con un largo titulo: Futuro, realidad y fantasía en la ciudad escenográfica: Arquitectura de la Ciudad de México en la construcción de universos cinematográficos de ficción, escrito por Antonio Saucedo Azpe y publicado por el Departamento de Arquitectura, Urbanismo e Ingeniería Civil, Subsistema de Teoría e Historia, de la Universidad Iberoamericana.
Su autor explica cuál es el objetivo de su libro: «hacer una propuesta de interpretación sobre el uso del espacio urbano y arquitectónico de la Ciudad de México para la construcción de universos ficticios en el cine a partir de cinco casos de estudio. Tras una identificación de películas en donde la arquitectura de la Ciudad de México funciona como escenario para universos fantásticos alejados de la realidad de la ciudad, se busca observar, describir y analizar el espacio en secuencias específicas de las películas que presenten ejemplos de arquitectura como parte del discurso cinematográfico. Asimismo, identificar la cualidad escénica cinematográfica que adquiere la arquitectura en función de una ficción fantástica y comparar el tratamiento del espacio en los diferentes casos analizados». 
Los «cinco casos de estudio» son las películas: The Holy Mountain, Total Recall, Romeo + Juliet, 2033 y De día y de noche, como puede comprobarse, una muestra variada, con títulos dirigidos por cineastas muy diferentes entre sí y producidos por varios países diferentes. 
Antonio Saucedo realiza un análisis exhaustivo de cada secuencia y además tiene la virtud de haber dibujado unos planos, donde indica los movimientos de los personajes y de la cámara, explicando de una forma gráfica muy expresiva las intenciones de los cineastas.
Entre las conclusiones de este estudio, Antonio Saucedo escribe: «La selección de cintas permite también identificar edificios que comparten una escala monumental, característica que va mas allá del tiempo y trasciende los cambios estilísticos e incluso políticos del país. La
monumentalidad advierte una tendencia a la tradición más remota del territorio, que contradictoriamente encaja bien en los imaginarios futuristas, propiciando igualmente un ambiente atemporal e incluso reafirmando la brutalidad y severidad de las distopias planteadas en los filmes. En otros casos, esta monumentalidad funciona como una grandilocuencia casi teatral, en donde los edificios parecieran haber sido elegidos por los directores en una audición para interpretar un personaje», unas características que también se pueden aplicar a otras películas de otras naciones y épocas.
Un libro totalmente recomendable para todos los que están interesados en las relaciones entre cine, ciudad y arquitectura, con un único gran inconveniente desde este lado del Atlántico: es casi imposible adquirirlo, al menos desde España.

12 octubre 2022

Lucero Isaac

En 2017 escribí una entrada para este blog titulada «La primera directora artística», en ella decía que la investigadora mexicana Elisa Lozano, a la que ya había mencionado por su libro sobre Manuel Fontanals, estaba finalizando un trabajo sobre Lucero Isaac
Este trabajo ha dado lugar a un interesante volumen, titulado Lucero Isaac: Mujer de todos los espacios, publicado por vestalia ediciones el año pasado y que por fin he podido leer hace pocos días.
He de reconocer que sabía muy poco sobre Lucero Isaac y solo relacionado con su trabajo cono directora artística, que es únicamente una mínima parte de sus actividades, teniendo en cuenta que fue bailarina, fotógrafa, diseñadora de vestuario y gráfica, guionista, artista plástica y, por supuesto, escenógrafa.
El libro es un profundo estudio sobre esta profesional y al mismo tiempo de los años en los que desarrolló su extensa carrera, Elisa Lozano ha tenido el acierto de incluir una valiosa aportación gráfica consistente en fotografías y documentos, muchos guardados por la familia Isaac y otros recopilados por ella misma en varios archivos mexicanos.
Para afrontar un proyecto tan complejo, su autora decidió que alguien como Lucero Isaac necesitaba ser "interpretada" por otras personas y decidió incluir textos del investigador Hugo Lara Chávez; el galerista Óscar Román; de Ximena Cuevas amiga y colaboradora de Lucero, así como de su hijo, el también polifacético Claudio Isaac, por último, no se debe olvidar el cuidado diseño del libro del que es autor Alejandro Magallanes.
Al principio se mencionaba a la primera directora artística o escenógrafa cinematográfica, que posiblemente fue Carmen Dillon quien apareció por primera vez en los títulos de crédito de una película, formando parte del departamento de arte, en 1938 en Murder in the Family; en Gran Bretaña hay que mencionar también a Natasha Kroll que comenzó en Macbeth en 1971. La italiana Lila De Nobili inició su carrera en 1957 en Les sorcières de Salem. Las estadounidenses Jan Scott Polly Platt comenzaron en 1964 en The World of Henry Orient y en 1968 en Targets respectivamente. En España una de las primeras mujeres que trabajó en el departamento de decoración fue Elisa Ruiz, que comenzó siendo ayudante de decoración en 1962 en Su alteza la niña, siendo su primera película como directora artística Mecanismo interior de 1970. La primera vez que Lucero Isaac apareció en los títulos de crédito formando parte del departamento de arte fue en Los días del amor dirigida por su marido, Alberto Isaac, en 1971, pero hay que tener en cuenta un aspecto fundamental, en aquellos años México podía ser el país con más dificultades para trabajar en el cine, debido a los sindicatos que protegían a sus trabajadores impidiendo la contratación de nuevos profesionales, por lo que le mérito de Loreto Isaac es indudable.
Volviendo al libro de Elisa Lozano, es un estudio imprescindible para conocer a una mujer extraordinaria y a la escenografía que se hacía en aquellos años en México. Un libro muy recomendable para los profesionales y aficionados a las relaciones entre el cine, la arquitectura y la ciudad.

04 octubre 2022

Canarias en el cine. Ciudades en los inicios de películas, auténticas y reproducidas

Hace unos meses la señora presidenta de la Real Academia Canaria de Bellas Artes de San Miguel Arcángel (RACBA) me encargó un artículo sobre cine para el número catorce, correspondiente a 2021, de Anales, la revista anual de la academia. 
Decidí seguir con la investigación sobre las ciudades en principios de películas que ya he mencionado otras veces en este blog, y que ha ido desde Valladolid, gracias al GIRAC, hasta Estados Unidos, pasando por Ciudad de México y Santiago de Compostela, pero centrándome en títulos rodados en estas islas, tanto por canarios, como por foráneos y desde los inicios del cine, hasta la actualidad. El artículo lo titulé como esta entrada del blog: «Canarias en el cine. Ciudades en los inicios de películas, auténticas y reproducidas».
Este número de Anales acaba de publicarse en la red y aparecerá pronto en papel, por lo que si mi artículo puede interesarle a alguien, tiene la posibilidad de leer toda la revista en abierto en este enlace.

09 julio 2022

Imágenes de la ciudad futura

Cubierta del libro
El jueves pasado, 7 de julio, fui a Correos a recoger un paquete remitido por el arquitecto y amigo Marcelo Vizcaino. Había recorrido un largo camino desde Santiago de Chile, de donde había salido a principios de junio, hasta Tenerife, supongo que pasando por Madrid y otros lugares. 
Al abrir el paquete me llevé una gran sorpresa, primero porque eran dos libros, en vez de uno, como yo pensaba, y después porque en Imágenes de la ciudad futura: La construcción de arquitecturas para el cine, Marcelo había incluido un prólogo que le escribí hace muchos años.
Este libro lo editaron en plena pandemia, en junio de 2020, Campus Creativo de la Facultad de Arquitectura, Arte, Diseño y Comunicaciones de la Universidad Andrés Bello, junto con la Editorial Bifurcaciones, en Talca, Chile.
Le he pedido  permiso al autor para publicar mi prólogo aquí y como me lo ha concedido, lo transcribo a continuación:



Los treinta y tres curiosos que acudieron el 28 de diciembre de 1895 al espectáculo organizado por los hermanos Lumière, pudieron ver diez películas, la penúltima se titulaba La Place des Cordeliers à Lyon, durante cuarenta y cuatro segundos, transeúntes y vehículos arrastrados por caballos circulan por la vía pública delante de una cámara situada en la posición de un peatón inmóvil situado en la acera. Esta cinta fue la primera de un tipo de “vistas animadas” que se repitió muchas veces, figurando en los catálogos de Lumière y otras empresas en aquella época, en ellas, siempre con la cámara fija, se muestran concurridos espacios públicos pertenecientes a ciudades de todo el mundo, demostrando la avidez de los primeros cineastas por enseñar paisajes urbanos de poblaciones lejanas en movimiento, así como la del público por viajar, aunque sea virtualmente, a esas poblaciones sin moverse de su país. Este tipo de vistas documentales estableció ya desde aquellos años un sólido nexo entre la urbe moderna y el casi recién nacido séptimo arte.
En el cine de ficción, como había sucedido con la novela del siglo dieciocho, la ciudad, contemporánea, ya fuera real o inventada, se convirtió pronto en el marco natural y fundamental que sirvió para encuadrar las peripecias de sus protagonistas; ciudades que, repitiendo un tópico muy manido, llegan incluso a convertirse en otro personaje más de esas ficciones.
Probablemente la primera vez que los espectadores de todo el mundo comprobaron cómo podrían transformarse y en qué podrían llegar a convertirse sus ciudades en los próximos siglos, fue cuando vieron la enorme urbe en movimiento de Metrópolis, el asombro y las influencias que produjo y sigue produciendo, son evidentes y notables, popularizándose a partir de entonces la creación de poblaciones cada vez más extraordinarias sólo para ser captadas por los objetivos de cámaras cinematográficas.
No hay duda que estas ciudades completamente inventadas, casi siempre para argumentos que transcurren en el futuro o en un presente alternativo, son las más interesantes, asombrosas e innovadoras que pueden experimentarse gracias al cine, porque en ellas no hay obligación de seguir reglas ya establecidas, ni es necesario reproducir elementos preexistentes, todo puede ser nuevo y original. Los cineastas, desde los escenógrafos hasta los directores, pasando por los camarógrafos y montadores, tienen toda la libertad y la oportunidad de realizar sus más audaces fantasías sin limitaciones estructurales ni físicas, ya que después podrán ser construidas con los eficaces instrumentos y las técnicas de la imagen en movimiento, de forma que parecerán edificaciones reales, aunque siempre proyectadas sobre la superficie plana de una pantalla.
Precisamente es este último tipo de ciudades el analizado y diseccionado con maestría en este libro y como se comprueba al leerlo, se trata de un campo muy sugerente y amplio, por ello difícil de acotar, y si no se cuenta con los instrumentos necesarios, también complicado de relacionar con la arquitectura y el urbanismo. Sin embargo, esta relación, mantener la complicada situación intermedia, es uno de los retos superados por Imágenes de la Ciudad Futura, saber estar en medio de las dos disciplinas: el cine y la arquitectura, pero además en este caso, sin perder nunca el punto de vista de esta última.
No se debe olvidar que los estudios relacionando al cine con la ciudad se han convertido casi en una rama autónoma dentro de la disciplina que liga a la arquitectura con la imagen en movimiento y no han sido siempre desarrollados por arquitectos y/o urbanistas, sino también por otros escritores, casi siempre con resultados muy discutibles, por eso es importante y notable que el autor de este libro haya adoptado un enfoque tan profesional y arquitectónico, basta ver sólo un ejemplo, aunque sea visual, al comprobar la preponderancia de sugerentes imágenes arquitectónicas frente a las cinematográficas.
Marcelo Vizcaíno, que en los primeros años de este siglo ya había irrumpido con éxito en el mundo de los estudios sobre cine y arquitectura, decide ahora introducirse en el complicado universo de la construcción visual de la ciudad del futuro, como si se tratara de un explorador adentrándose en un peligroso territorio que parecía ya cartografiado, logrando salir airoso, gracias a su descubrimiento de nuevos aspectos esenciales y la solidez de sus argumentos que además, algo raro en algunos estudios académicos, están expresados con un lenguaje que sólo emplean los buenos prosistas y los novelistas en ciernes.
En definitiva, este libro es esencial para poder abordar con seriedad los estudios que relacionan al cine con la ciudad y una referencia insoslayable para cualquiera que desee profundizar en estos estudios.

Evidentemente, les recomiendo leer Imágenes de la ciudad futura: La construcción de arquitecturas para el cine. Al principio escribía que había dos libros en el paquete, sobre el segundo escribiré en otra ocasión y pronto... espero, pero anticipo que cuando escribí sobre .«novelistas en ciernes», no me equivocaba.

19 mayo 2022

Architecture and the Urban in Spanish Film

Cubierta del libro
Hace un par de días llegó a mi casa Architecture and the Urban in Spanish Film, un libro publicado el año pasado por Intellect, y aunque ya lo había recibido para descargarlo, no quería escribir sobre él hasta tenerlo en mis manos. 
Este libro, como indica su título, recoge una serie de artículos sobre la arquitectura y lo urbano en el cine español, y no se hubiera editado sin el esfuerzo titánico de la doctora Susan Larson, que lo ideó y se ocupó de coordinarlo minuciosamente. 
Un libro colectivo que recoge textos de autores españoles y estadounidenses, la mayoría de ellos profesores en universidades como las de Arizona, Northern Illinois, Texas Tech, Valencia, Valladolid, Virginia, Warwick, Washington Seattle y las madrileñas Camilo José Cela, Complutense, Politécnica y San Pablo CEU. 
Con investigadores de procedencias tan variadas, no es extraño que los artículos, dentro del tema general, se ocupen de asuntos innovadores muy diferentes entre sí y abarcando un arco temporal muy amplio, y para comprobarlo, basta leer el índice del libro:

INTRODUCCIÓN
«Architecture, the Urban and the Critical Possibilities of Spanish Film Studies», Susan Larson
 
PART 1: ARCHITECTURE AND THE URBAN 
1. «Architecture, Urbanistic Ideology and the Poetic- Analytic Documentary Mode in Mercado de futuros (2011) by Mercedes Álvarez», Benjamin Fraser
2. «Establishing Shots as Urban Blueprints in Spanish Feature Films», Jorge Gorostiza
 
PART 2: MOBILITY
3. «The Rhythm of the Modern City: Traffic and Mobility in Spanish Film,1896– 1936», Nuria Rodríguez- Martín
4. «Childhood Spectacle, Modernity and Madrid as a Dystopic City: Luis Lucia’s Cerca de la ciudad (1952)», David Foshee
5. «Elevators and the Poetics of Vertical Mobility in Spanish Film», Tom Whittaker
 
PART 3: SURFACE TENSIONS 
6. «An Archi-Texture of Pleasure: The Verbena, the Modistilla and the Mantón de Manila in Rosa de Madrid (1927)», Juli Highfill
7. «Surface Tension and Utopian Underworlds: Orpheus and the Executioner in Luis García Berlanga’s El verdugo (1963)», Patricia Keller
 
PART 4: THE EVERYDAY 
8. «Mediating Everyday Life: Domestic Architecture in Spanish Film», Josefina González Cubero y Alba Zarza Arribas
9. «Through the Looking Glass: Images of the Ordinary World in Oscar- Nominated Spanish Cinema», Emeterio Diez Puertas y María de Arana Aroca
 
PART 5: MEMORY AND THE MONUMENTAL 
10. «Who and What Was José Antonio Nieves Conde Criticizing in the Film El inquilino (1957)?», Susan Larson y Carlos Sambricio
11. «Madrid 1964: Icon of Modernity or City of Memory? A Look at the ‘Details’», Vicente Sánchez- Biosca
12. «Making Madrid Plastic: Waste and Space in Pedro Almodóvar’s Post- movida Films», Samuel Amago
 
PART 6: THE VIRTUAL 
13. «Uncanny Urbanism and Generational Shifts in Carlos Marques Marcet’s 10.000 km and Anchor and Hope», Leigh Mercer
14. «Dead to Capitalism: Zombified Territory and Junkie Spaces in Cabanyal Z, or How to Unleash Monstrous Creativity in the Urban», Stephen Luis Vilaseca

En la cubierta del libro aparece la fotografía de Emilio Ruiz del Río dentro de una maqueta que afortunadamente se conserva en la Filmoteca Española, y que construyó para la película Operación Ogrosujetando el Dodge Dart en el que iba Carrero Blanco; hace varios años Emilio me contó que toda la maqueta estaba hecha a la misma escala que los automóviles de juguete, que compró para ponerlos en las calles. Me alegra que la doctora Larson escogiera esa foto que además es un homenaje a un gran profesional cinematográfico y una estupenda persona.
Mi artículo, como antes se mencionaba, se titula «Establishing Shots as Urban Blueprints in Spanish Feature Films», fue el primero que escribí sobre el tema de la ciudad en los inicios de las películas españolas, un asunto que surgió a raíz de una conferencia impartida en Fotograma 018 organizada por el GIRAC de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Valladolid, titulada «Planos de situación: Ciudades en principios de películas», que generó posteriormente otro artículo titulado: «Desde el cielo y en descenso hasta el monumento: Ciudades en principios de películas», publicado en 2019 en el número 40 de la revista mexicana Bitácora Arquitecturaque ya se comentó aquí, y por último por ahora el texto «La ciudad desde el aire en las pantallas. Espectador y transeúnte», editado en el número 19 de la revista Quintana y también comentado aquí; al haberse publicado después de los dos anteriores, al leerlo ahora no se puede comprobar la evolución de la investigación, pero a pesar de ello, como otras veces, por si pudiera interesarle a alguien, copio su principio, en "versión española":

En español se denomina “plano de situación” al primer plano que se incluye en todos los proyectos de arquitectura, en la mayoría de los de ingeniería y en los planes urbanísticos, en este plano se indica dónde estará situada la edificación que se va a construir o reformar, o la zona que se va a planificar, y su escala permite que se muestre casi toda la ciudad o al menos una amplia zona de la misma. Hay una relación directa entre este término arquitectónico y el cinematográfico ya que en español también se denomina “plano de situación” al plano con el que se inician las películas y que habitualmente es un plano general con amplias vistas de la ciudad donde se va a desarrollar el argumento.

Hasta aquí el fragmento, si desean seguir leyéndolo junto con los otros, les aconsejo que compren Architecture and the Urban in Spanish Film, y mejor en una librería como, por ejemplo, 8 1/2 en Madrid.

20 abril 2022

10 libros de cine

Cubierta de Hitchcock Truffaut. El Cine
según Hitchcock, edición definitiva.


Claudio Utrera nos pidió a ocho escritores que escogiéramos los diez mejores libros de cine o los que más nos hubieran influido, justificando nuestra elección con una pequeña entradilla. Los participantes en esta encuesta fuimos por orden alfabético: 
Aurelio Carnero, Isabel Castells, Carlos F. Heredero, Luis Miranda, Jesús Palacios, Antonio Weinrichter, Jara Yañez y yo. Esta selección con un artículo de Claudio, se publicó en La Provincia el pasado Viernes Santo. Mi entradilla y los libros que elegí son los siguientes:

Es muy complicado hacer una lista con los mejores libros de cine, como lo es escoger las películas más interesantes filmadas en un periodo de tiempo, y mucho más ordenarlos según su importancia. Siempre me han atraído las ideas de los cineastas, ya sean narradas por ellos mismos, como Buñuel y Almendros, o a través de otros, como Truffaut y Bogdanovich -también cineastas- aun sabiendo que muchas veces no cuentan la verdad. Otros autores analizan a directores, Berriatúa, o una película, Pirro. Pero los más impresionantes son aquellos ensayistas que sorprenden abriendo caminos, como el colectivo coordinado por Rosenbaum y Martin, Quintana, Aumont y los Affron.

  2. Néstor Almendros: Días de una cámara (Seix Barral, 1991)
  3. Luis Buñuel: Mi último suspiro (Plaza y Janés, 1982)
 4. Jonathan Rosenbaum, Adrian Martin (coord..): Mutaciones del cine contemporáneo (errata naturae, 2010)
  5. Luciano Berriatúa: Los proverbios chinos de FW Murnau (Filmoteca Española, 1991)
  6. Ugo Pirro: Celuloide (Libertarias, 1990)
  7. Peter Bogdanovich: Ciudadano Welles (Grijalbo, 1994)
  8. Ángel Quintana: Después del cine: imagen y realidad en el cine digital (Acantilado, 2011)
  9. Jacques Aumont: La imagen (Paidós, 1992)
10. Charles Affron y Mireia Jona Affron: Sets in Motion: Art Direction and Film Narrative (Rutgers University Press, 1995)

Es curioso que entre los elegidos ni un solo libro está escrito por los participantes en la encuesta. Respecto a los títulos con más votos son, con tres votos, la entrevista de Truffaut con Hitchcock, aunque Carnero eligiera la edición reducida publicada por Alianza Editorial y ¿Qué es el cine? de Bazin; y con dos votos las memorias de Buñuel, el libro colectivo coordinado por Rosenbaum y Martin, Perseverancia de Daney, La narración en el cine de ficción de Bordwell y el clásico Praxis del cine de Burch.
Una encuesta interesante para descubrir libros a veces poco mencionados y además para recordar otros casi olvidados.

10 abril 2022

Malo sería...

Cubierta del libro
Julio murió en 2020, fue otra de las víctimas del coronavirus y desde entonces echo de menos los artículos que publicaba los sábados en La Voz de Cádiz, y que me mandaba por el correo de facebook. 
Hace unos meses, Carmen Fraisoli, su viuda, me pidió que escribiera un texto para un libro colectivo sobre él, que además recogería una selección de esos artículos. 
Este libro ya está en las librerías, se titula Malo sería... Julio Malo de Molina el arquitecto de papel, lo ha publicado Ediciones El Boletín con el apoyo del Ayuntamiento y la Diputación Provincial de Cádiz, el Colegio Oficial de Arquitectos de esa provincia y el Diario antes mencionado.
El volumen está dividido en varios capítulos, en el primero «Escriben algunos seres queridos», hay textos de -por orden de aparición, como en las películas-, Helena Malo de Molina, Alberto Campo Baeza, Antón Capitel, Antonio Lopera, Antonio Miranda, Augusto Penedo, Carlos Flores Pazos, Carlos Puente, Carme Pigem, César Portela, Laureano Matas Trenas, Gabriel Ruiz Cabrero, José Luis Malo de Molina, José María Torres Nadal, Lola Alonso Vera, Manuel Baena, María Teresa Muñoz, Patxi Mangado, Rafael Moneo, Ricardo Aroca, Tomás Carranza, Luis Modet y Carlos Bento. En el resto del libro se recogen escritos de Julio agrupados en los apartados: «Vivencias», «Cádiz», «Arquitectura», «Viajes», «Política y Social», «Literatura», «...y epílogo», por último hay una sección con fotografías de Julio y sus diseños para algunas cubiertas y portadas de libros y revistas.
Mi texto es el segundo del primer capítulo, se titula «Una vez cada década», y es un breve recuerdo de alguien extraordinario, al que muchos quisimos y admiramos, y al que ahora añoramos, pero sigue cerca gracias a este libro.

09 marzo 2022

La ciudad en el cine

Ediciones Asimétricas acaba de publicar el libro La ciudad en el cine: Recorridos, encuadres, secuencias, montajes, coordinado por el arquitecto Antonio Pizza
En la contracubierta del libro se puede leer el siguiente texto: 

«La cinematografía y la arquitectura destacan como dos actividades de modificación de la realidad, enriquecidas por sus múltiples intercambios. A las dos corresponde un trabajo peculiar de manipulación con “el espacio”, “la luz” y “el movimiento”; y si la arquitectura vive en el “tiempo”, evoluciona y se transforma, de la misma manera uno de los objetivos de la cinematografía será registrar el innato tránsito espacio-temporal de los acontecimientos. Por otro lado, se establecen de inmediato otras interacciones: es manifiesta la presencia del cine en la ciudad: la arquitectura de las salas de proyección, los estudios de producción cinematográfica, la presencia de publicidad en el contexto urbano; a su vez, será llamativa desde sus inicios la exhibición de la ciudad en las pantallas, a menudo como “actriz protagonista”. Existe además un nexo directo y verificable entre la realidad metropolitana, las diversas fenomenologías de lo moderno y la técnica de representación cinematográfica, convertida —desde su nacimiento, ya en el siglo XX—, en un "medium" privilegiado para interpretar las múltiples facetas de la cultura arquitectónica y urbana. Los ensayos recogidos en este volumen enfocan una historia de las relaciones que se han ido tramando entre el proyecto arquitectónico-urbano y la “nueva” técnica de representación cinematográfica. Parte de ellos son fruto de investigaciones docentes llevadas a cabo en la asignatura Arquitectura y Cine, activa en la ETSAB-UPC desde 2010; otra parte está constituida por ensayos a cargo de destacados especialistas sobre el tema, que han sido invitados a propósito para colaborar en esta publicación».
 
Los «destacados especialistas» mencionados están también en la contracubierta, por orden alfabético y son -somos- los siguientes: Eusebio Alonso García, Cristina Arribas, Manuel García Roig, Jorge Gorostiza, Ramon Graus, Celia Marín, Maria Mauti, Sara Pérez Barreiro, Marta Peris, Antonio Pizza, Daniele Porretta, Carme Puche, Iván Rincón Borrego, David Rivera, Alessandro Scarnato y Daniel Villalobos.
Mi artículo se titula: «Al descubierto, a la vez: Edificios seccionados», en él estudio las edificaciones que aparecen seccionadas en muchas películas, teniendo en cuenta que muchas de ellas no se habían mencionado antes, y comienza así:

Algunos espacios no pueden percibirse en la realidad y solo es posible apreciarlos gracias a la imagen en movimiento, mediante los instrumentos que sirven para mostrarla, como proyectores y pantallas. Este espacio se ha denominado “Ilusorio […] pertenece siempre a una ficción, aunque no se clasifique en función de esa ficción, y en él se conjugan dos variables: el ámbito, el espacio escenográfico cinético, y el movimiento que los personajes y/o los objetos desarrollan en su interior, relacionado con el que pueden realizar en nuestro entorno habitual”. 
Espacio Ilusorio clasificado en cuatro tipos según las dos variables mencionadas sean reales o irreales: “que el ámbito sea real o no lo sea, y que el movimiento que se desarrolla en su interior sea también real, es decir, cumpla con las leyes físicas tal como las conoce y experimenta el ser humano cotidianamente, o no lo sea”.
Uno de esos tipos es el “simbolizado” en el que “se cumplen las leyes del movimiento, pero el ámbito no es real. Se divide en tres clases, según se relacione con la pintura, el teatro o la arquitectura”, en pictórico, teatral y arquitectónico. Este último, casi siempre son “edificios seccionados en los que pueden verse las distintas dependencias al unísono”, con la cámara y el espectador situados en un lugar desde donde se ve algo que normalmente estaría oculto por un paramento, como si no existiera o fuera transparente, mostrando lo oculto del mismo modo que la representación de una sección arquitectónica».

Si alguien desease seguir leyéndolo, tendrá que comprar La ciudad en el cine: Recorridos, encuadres, secuencias, montajes. 
Related Posts with Thumbnails