8 de julio de 2011

El primer anuncio

Hace unos meses encontré en el anuario Motion Picture Studio Directory, editado en EE. UU. en 1921, el que podría ser el primer anuncio de un director artístico, y escribo «podría ser», porque es el primero que he encontrado, pero puede haber otros anteriores.
Lo publicó, supongo que pagándolo, un profesional muy podco conocido, A. Béla Viragh-Flower y, como pueden leer, tiene un texto en el que se denomina a sí mismo «creador de interiores que sugieren belleza artística, simplicidad y atmósfera expresiva para la estrella y actores que inspiran el elemento vital en su arte». En el interior del anuario hay información seguramente, como siempre sucede en este tipo de libros, facilitada por él mismo, por lo que no puede afirmarse que sea veraz, en ella se dice que su nombre completo era Albert Béla, que se educó en Budapest, estudió arquitectura y decoración en Baviera, y «technical art» en Múnich, su carrera en la pantalla como decorador de interiores, literalmente es la siguiente: «Thanhouser, Clara Kimball Young, Park and Whiteside, Perry Play Inc. ("The Soul Within")» y por último da los datos de su dirección en Nueva York.  Analizando su trabajo cinematográfico, «Thanhouser» no se refiere a Tannhäuser, la ópera de Wagner, sino a la Thanhouser Film Corporation que, fundada por Edwin Thanhouser (1865 - 1956), produjo cerca de mil películas desde 1910 hasta 1917; Clara Kimball Young era una gran estrella de la época, que también produjo unas pocas cintas; Park-Whiteside Productions produjo pocas películas, entre ellas Empty Arms, dirigida por Frank Reicher en 1920, en la que figura Viragh-Flower como director artístico; Perry Plays era otra productora de corta trayectoria, y The Soul Within parece el título de una película, pero aún no he encontrado datos sobre ella. Además se sabe que en 1920 Viragh-Flower fue el director artístico de The Scarlet Dragon, dirigida también por Reicher. Es cierto que en aquellos años los títulos de crédito no solían incluir a todos los técnicos, por lo que no se puede afirmar que no trabajase en otras películas, sí se tiene noticia que falleció en Nueva York el 5 de febrero de 1922, poco tiempo después de que se publicase el anuario.
La paradoja es que este profesional pueda pasar a la historia por haber sido el primero en aparecer en un anuncio y sin haber desarrollado una carrera notable. Otro ejemplo de que aquello que se publica, lo que se aparenta, desgraciadamente es más duradero y supera a la realidad.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails