6 de marzo de 2010

AALTO

El sábado pasado Anatxu Zabalbeascoa publicaba un artículo en El Viajero del diario El País sobre Alvar Aalto, ese mismo día Federico García Barba escribía en su ya célebre y muy visitado blog Islas y Territorio sobre sus propios viajes para visitar la obra del maestro finés. Lo curioso es que estoy deseando ir a ver in situ los edificios de Aalto y es muy posible que pueda cumplir mi deseo y viaje este mes de julio a Finlandia gracias a artchitectours. Aunque parece ser que las coincidencias no existen, anoche vi el último documental que ha editado la Fundación de la Caja de Arquitectos, dedicado precisamente a la Villa Mairea de Aalto.
Como este es un blog sobre cine y arquitectura el comentario es sobre esta película. Si, como creo y he escrito muchas veces ya, la ficción le ha ganado la partida a la arquitectura, creo que esta película es el mejor ejemplo de lo contrario, de como un buen edificio es capaz de salvar la obra de un director completamente plomizo y falto de gracia, y es una pena porque este director, guionista y director de fotografía (porque ejerce todas esas labores una sola persona) es el interesante Rax Rinnekangas, fotógrafo, crítico de arte, intérprete y compositor de jazz y "multiarartista" (según algún comentario encontrado en Internet), que ha expuesto entre otros lugares en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid (2003), el Memorial and Museum of Sachsenhausen de Berlín (2003), La Tabacalera - Centro Internacional de Cultura Contemporánea en San Sebastián (2005) y en El Centro de La Imagen, en la Ciudad de México (2007), y además es el director de la anterior película editada por la Fundación La casa de Melnikov: la Utopía de Moscú, el texto de los comentarios de esta última, como el del documental sobre la Villa Mairea es del conocido arquitecto Juhani Pallasmaa quien, por cierto, publicó en 2001 uno de los libros más interesantes que se han escrito sobre la relación entre cine y arquitectura, The Architecture of Image, Existential Space in Cinema .
De todos modos, el documental es recomendable, por la increíble profesionalidad de Alvar y Aino Aalto en Mairea, su genialidad permite que tan sólo con la sucesión de unas imágenes, casi todas fijas, como si sólo fueran una sucesión de "postales" sin movimiento, se puede entrever la maestría de un edificio ya muy estudiado y que estas pocas líneas sólo pretenden recordar.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails