30 de agosto de 2018

Publicidad con arquitecto


En otras ocasiones ya se han mencionado en este blog algunos anuncios publicitarios publicados en revistas de cine, en los que aparecen en sus imágenes un arquitecto o un edificio, relacionados con la actividad cinematográfica. Hace unos días he encontrado el que se reproduce encima, en un número de Moving Picture World aparecido en noviembre de 1920. En este anuncio, firmado en su ángulo inferior izquierdo por Allied Art Service, aparece la silueta de un hombre pensativo, sentado delante de un tablero de dibujo con un lápiz en su mano izquierda y delante de una gran cristalera, a través de la que se pueden ver en la parte inferior la coronación de unas edificaciones, por lo que la dependencia en la que se encuentra ese hombre debe estar situada en un edificio alto, y encima unas nubes entre las que aparece la fachada de un teatro, que parece un sueño de ese profesional, no se sabe muy bien cuál es la razón de que delante de este edificio haya un poste del alumbrado público con tres luminarias encendidas, que parecen iluminar todo el conjunto. El texto ayuda a explicar el dibujo:

VISUALIZANDO EL ÉXITO
El arquitecto progresista 
especifica que su teatro 
debe estar equipado con SIMPLEX
LOS MEJORES TEATROS DEL MUNDO USAN SIMPLEX

Centrado en el margen inferior hay un pequeño rótulo en el que se puede leer:

Hecho y garantizado por 
THE PRECISION MAHINE Co. Inc. 
317 - 321 Este, Calle 34 - Nueva York

Gracias al texto se sabe que ese hombre es un arquitecto, pero lo primero que llama la atención hoy en día es que no se sabe qué se está anunciando, qué era Simplex y qué fabricaba la compañía The Precision Machine, porque el anuncio no lo indica, eso significa que debería ser una empresa muy conocida en esa época. Buscando datos se encuentra que era una marca de proyectores y si se quiere conocer su historia, se puede consultar este enlace.
Respecto al arquitecto, se repite el estereotipo del profesional soñador, incluso progresista -según el texto-, que está en la sombra, a contraluz y por eso no se sabe cómo es su fisonomía, pero es capaz desde su estudio de visualizar sus proyectos ideales y con éxito -también según el texto-, antes de llevarlos a la práctica. Lo cierto es que su proyecto no es avanzado, sino bastante convencional, un edificio de dos plantas con la típica marquesina encima de su entrada, un letrero perpendicular al plano de fachada, con parte de un tejado inclinado en voladizo en la última planta y encima el parapeto de la cubierta rematado con unos adornos historicistas; un conjunto poco interesante que copia el aspecto de numerosos cines estadounidenses de esa década. Aunque el anuncio es curioso desde el punto de vista formal, es una lástima que, como le sucede a otros, no acierte en el ámbito arquitectónico.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails