26 de abril de 2012

Ruinas orientales





Imágenes capturadas del trailer de Battleship.

Los arquitectos tenemos una extraña afición por los edificios en ruinas, aunque evidentemente esta afición no afecta a los que nosotros hemos creado, sino a los creados por otros arquitectos, y no hay lugar mejor para ver ruinas que las pantallas cinematográficas, sobre todo, donde se proyecten películas de catástrofes, como se denomina ese género popularizado en los años setenta. Desde que el cine era mudo, los espectadores hemos visto en muchas ocasiones las ruinas del Empire State Building, el edificio Chrysler, la Estatua de la Libertad y el Puente de Brooklyn. Nueva York, Washington y Los Ángeles han sufrido terremotos, inundaciones y ataques de los más variados seres gigantes, terrestres y extraterrestres. Ser que en el caso del Oriente tiene un nombre emblemático: Godzilla, que emulando los pasos de King Kong en Manhattan, se encargó de arrasar Tokio en varias películas.
La última ciudad destruida, por el momento, es Hong Kong, donde cae una nave extraterrestre en Battleship -una película con un argumento previsible y diálogos tan estúpidos como el comportamiento de los extraterrestres. pero también muy entretenida- y se ve cómo el Banco de China de Ieo Ming Pei se parte y sus restos caen sobre la población (las dos imágenes de arriba pertenecen a la destrucción de este edificio), así como otras imágenes algunas de ellas, para darles mayor verosimilitud, copiadas de las que se vieron después del 11 de septiembre de 2001 y que ya se han convertido en un modelo.
Las ciudades más importantes, convertidas en centros neurálgicos del Mundo, se han trasladado a Oriente y el cine, como ya hizo con las de Occidente, se encarga en mostrar su destrucción.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails